Para un corazón perdido [Historia Cristiana]

Frases Cristianas 2017-06-07 186

A veces podemos sentirnos lejos de Jesús, perdidos en el mundo y sin rumbo, hoy compartiremos historias cristianas que te harán recordar que no estás solo:

El peluquero:

Un día un pasto fue a la peluquería, era la misma que visitaba siempre que necesitaba un corte, pero este día fue diferente, este día el hombre que le cortaba el cabello comento

-Yo no creo en Dios, el no existe, si existiera ¿por qué no viene y hace que creamos en él? Curaría a los enfermos y quitaría tanta pobreza tanta miseria y muertes injustas.

El pastor calló hasta que terminara su corte luego al levantarse se dirigió a la puerta y llamo al barbero y le dijo:

-Los peluqueros no existen.

¿Cómo que no existen ¿ yo existo míreme aquí?

-No, no existen, si existieran el no estaría así (Señalando a un hombre pobre con una gran barba y un cabello sucio y largo)

-Si existen los barberos, solo no puedo hacer nada ya que él no viene a mí.

-Exacto,  Dios sí existe, lo que pasa es que las personas no van hacia Él y no le buscan, por eso hay tanto pobreza y miseria como usted bien dijo.

Por qué el si existe, debes dejarlo entrar en tu corazón y que te ministre, te guie con su palabra y te de los regalos que te prometió, no regalos terrenales, si no celestiales, además nunca olvides que si estas en medio de una prueba no es algo que no puedas superar, porque no estás solo, las mayores batallas se ganan de rodillas, así que toma el yelmo de la salvación y sigue adelante.

Comparte estas Frases Bonitas Cristianas contigo y con los que te rodean, que son parte de su palabra, esa que te ministra para guiarte en fe, porque él quiere lo mejor para ti, lo que te prometió y que te dará, él es el amigo que nunca te falla amén.

“Dios tiene dos tronos. Uno en lo más alto de los cielos y otro en el más humilde de los corazones”

“Cuídate de añorar lo que alguna vez fuiste, cuando Dios quiere que seas algo que nunca has sido”

“Éxito no es sinónimo de prosperidad, poder, popularidad o cualquiera de las nociones mundanas de éxito. El éxito verdadero consiste en hacer la voluntad de Dios, cueste lo que cueste”

Comentarios