En los Momentos de Tentación [Frases Cristianas]

Frases Cristianas 2017-06-07 69

Muchas veces nos caemos en los agujeros de la vida por culpa de nuestra insensatez y malas actitudes. O simplemente por nuestras debilidades humanas que tanto nos afectan en el caminar cristiano.

En estos momentos de prueba, siempre nos hace falta una palabra de aliento que nos de fuerzas para soportar y salir airosos.

Te traemos algunas frases bonitas cristianas que pueden ayudarte a lo largo de tu vida.

  • Ustedes no han sufrido tentación alguna que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará una salida a fin de que puedan resistir. (1 Corintios 10, 13).
  • ¡Huye del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como éste, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo. (1 Corintios 6,18).
  • Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman. (Santiago 1,12).
  • La tentación viene de nuestros propios deseos, los cuales nos seducen y nos arrastran. De estos deseos nacen los actos pecaminoso y el pecado, que cuando se dejan crecer, dan a luz la muerte. (Santiago 1, 14-15).
  • ¿Puede alguien caminar sobre las brasas sin quemarse los pies? Proverbios 6,28).
  • No dejen que ninguna parte de su cuerpo se convierta en un instrumento del mal para servir al pecado. En cambio, entréguense por completo a Dios, porque estaban muertos pero ahora tienen una vida nueva. Así que usen todo su cuerpo como un instrumento para hacer lo que es correcto para la gloria de Dios. (Romanos 6, 13).
  • Lo que sale de la persona es lo que le contamina. Porque de adentro del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad. (Marcos 7, 20-23).
  • Que nadie al ser tentado diga: “es Dios quien me tienta” porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie. (Santiago 1,13).
  • Ante ti Señor, están todos mis deseos; no te son un secreto mis anhelos. Salmos 38,9.
  • Pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. (Santiago 1,3).
  • Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser tentado. (Gálatas 6,1).
  • Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil. (Mateo 26, 41).
Comentarios