Frases Cristianas para enamorar a tu pareja [Frases Cristianas]

Frases Cristianas 2017-06-07 224

Sin duda, hay momentos en los que es necesario una frase bonita para decirle a la persona que amas. Aunque las palabras se las lleve el viento, aquellas que tocan lo más profundo del alma, siempre son recordadas por las personas que las reciben.

Te traemos algunas frases que inspiran el profundo amor que nos da Dios para compartir con los que más queremos.

  • Le doy gracias a Dios por haberme permitido compartir esta vida contigo y le pido todos los días que me ayude a ser santo para que en la vida eterna, también pueda tomar tu mano y caminar junto a ti por toda la eternidad.
  • Me gusta que Dios me colme de su gracia, porque así puedo amarte más profunda y plenamente.
  • Hace mucho que buscaba lo que Dios quería para con mi vida. Pero cuando descubrí que lo único que deseaba era mi felicidad, le pedí que me mostrara el camino. Y en el camino estabas tú.
  • Puede que yo no sea lo mejor para ti. Puede que hayan otros que podrían hacerte más felices que yo. Pero lo único que es perfecto y pleno es mi deseo de compartir contigo, la vida y el amor que Dios me ha dado.
  • A veces, al recordarte en las noches, no creo merecer el gran regalo que Dios me ha dado. Haber confiado a alguien tan hermoso a mí, tan pequeño e imperfecto es una de sus muestras de amor por mí.
  • No creo que merezcas menos que un amor pleno para tu vida. Quiero ser esa persona que te llene de tanto amor que cada una de tus soledades estén saciadas.
  • Quiero caminar a tu lado toda mi vida. Desde el altar hasta el final.
  • Las maravillas que Dios ha creado en la naturaleza no se comparan a las virtudes que ha derramado en ti.
  • Necesitas de alguien que ame más a Dios que a cualquier otra cosa en el mundo para que a través de ese amor, se conecten sus almas para siempre.
  • He soñado con encontrarte desde hace mucho tiempo. Ahora que estas aquí, puedo dejar de soñarte y comenzar a vivir a tu lado.
  • Cuando me miras, me traes mucha paz. Cuando oigo tu voz, siento que he encontrado mi hogar.

¿Crees en los milagros? ¿No? Pues mírate al espejo. Tu eres un milagro de Dios para mi

Comentarios