Del ateísmo al cristianismo [Motivacional]

Historias Cristianas 2017-06-07 83

Sin hacer muchas menciones en los medios de comunicación, es cierto que la conversión de personas al cristianismo continua. Hay casos dignos de mención sobre personalidades del mundo científico y del espectáculo que se reconocían como ateas.

¿Qué es el ateísmo?

Es una forma de pensamiento que va en contraposición del pensamiento teísta, en el cual se acepta la existencia de Dios. No solo se mantienen sin afirmar su existencia, sino que también decide por sí mismo, negar todo lo que no se ve o se oye. Generalmente, las personas ateas forman parte de grupos dedicados a la profundización científica y filosófica, y otras, mantienen sus argumentos basados en experiencias negativas en sus vidas, en las que no han visto una ayuda divina que sane sus heridas o venga en los momentos duros.

Nadie puede convertir a un ateo más que el mismo. En su búsqueda de la verdad, puede encontrarla en la fe o simplemente nunca saciar sus ansias.

Sin embargo, las conversiones más famosas poseen sus propio testimonios y anécdotas interesantes de revisar.

El caso Flew: Antony Flew, un famoso filósofo cuyo caso en 2004 fue muy popular en la prensa anglosajona.

Svetlana Stalin, hija del famoso dictador comunista Joseph Stalin. Ella representa la conversión de muchos que en un pasado tuvieron que reconocerse ateos en países comunistas.

El activista ateo Patrick Greene es otro caso ejemplar de alguien que lucho por la suspensión de actividades cristianas en su región.

John Wright habla de su reto a Dios y su milagrosa experiencia.

Hay quienes en medio de su trabajo científico se convierten como el doctor Francis Collins y el cirujano francés Alexis Carrel premio Nobel en medicina, también figura en la lista.

Psiquiatras y otros especialistas renombrados como Sergio Peña Y Lillo, figuran en la lista.

Hasta algunos miembros de bandas de heavy metal como Korn, Megadeth, Alice Cooper entre muchos otros, se apartaron de los temas satánicos y reconocen públicamente ser salvos.

También algunos blogueros ateos anunciaron su conversión: Leah Libresco, Jennifer Fulwiler relatan en sus páginas web el camino que tomaron desde el agnosticismo hasta llegar a formar parte activa de la iglesia católica.

Muchas otras personas han cambiado sus paradigmas y han aceptado en sus vidas la fe de una forma radical o progresiva, no solo a su nivel intelectual sino también a su estilo de vida.

 

Comentarios